Spoonik, degustando una simbiosis de delicias

DSC00484Gozar con las exquisiteces preparadas por Jon Giraldo y Jaime Lieberman es un privilegio al alcance de muy pocos. Colombiano y mejicano respectivamente, afincados en Barcelona desde hace 13 años, han convertido su gran afición en un restaurante abierto al público solo los fines de semana y con una capacidad de sala comedor limitada a 22 comensales. Spoonik es el nombre de este singular restaurante con una igualmente singular cocina basada en las materias primas del continente americano, preparadas con una creatividad fuera de lo común y una sensibilidad olfato-gustativa sin precedentes. Jaime y Jon conjugan con maestría ciertas texturas que generan simbióticamente, un descubrimiento sensorial sorprendente.

Ambos se formaron en la prestigiosa escuela de Mey Hofmann y pasaron por el Celler de Can Roca. En la foto, de izquierda a derecha, en compañía de Jaime, Mey y Jon.
En Spoonik no hay carta. Se ofrece un único menú a todos los comensales. Se hace difícil destacar alguno de sus platos. El Ajiaco desestructurado, la Calçotada de rodaballo, un Ibérico al Pibil… Pero como interesante, el plato Primavera, con una base de Royal de guisantes lágrima, chayote en maracuyá, texturas de granni smith, chips herbales, esponja vegetal, edamame, arena de lima y brotes de verano. ¡Toda una sinfonía! ¡Buen trabajo el de May y superior el de sus aventajados alumnos!
Los platos se armonizan con diversos e interesantes vinos. En esta ocasión, la estrella, un cava de Joan Miquel Nadal, actual decano de la facultad de Enología de la universidad de Tarragona. Finura y armonía son rasgos distintivos de este gran Cava.
Finalizamos el menú degustación con un yoghourt “Wondays Time” y el postre “Casta Diva”, elaborado con un bloody peach, piñones en panacotta, piñones en bizcocho, tapioca al roble, namelaka de petazetas y salsa blanca.
Una cena inolvidable: Cocina, sensibilidad, originalidad, creatividad, arte, comunicación, música, luz (local iluminado por mi hermano Pere)… ¡Es el paroxismo! Felicidades a ellos y a su magnífico equipo!