La diferencia entre el éxito y el fracaso: gestión de la Calidad Total en las bodegas

Un producto bueno, bonito y barato. Para las bodegas de hoy y de mañana, la mejor estrategia para competir con ciertas garantías de éxito en momentos tan difíciles como los actuales pasa por ofrecer un producto que cumpla estos tres requisitos básicos. El más difícil de conseguir es el “bueno”, cuyo fundamento es la Calidad.

La Calidad Total establece la verdadera diferencia entre el éxito y el fracaso, por encima de lo bonito y lo barato. Por eso, cuando el objetivo es avanzar y crecer en reconocimiento, prestigio, ventas y rentabilidad, la importancia de la Calidad Total es absoluta y su aplicación irrenunciable.

Siga leyendo el artículo completo en Neovitium nº1.