El Consejo Regulador del Cava inicia un programa de formación en análisis sensorial para constituir un futuro panel estable de cata

Los Consejos Reguladores, en la medida que se han convertido en entidades de certificación de producto, tienen que estar acreditados por el organismo nacional de acreditación ENAC de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO/IEC 17065. El cumplimiento de esta norma implica que determinadas actividades de control como son los análisis químicos y los sensoriales, solo pueden realizarlos, laboratorios propios o contratados, pero siempre, acreditados por ENAC bajo la norma ISO 17025.
Típicamente, los Consejos Reguladores han realizado, y de hecho muchos de ellos, están todavía realizando, los análisis sensoriales mediante un comité de cata propio formado por catadores que trabajan en empresas inscritas en la DO. Su participación es totalmente voluntaria y no retribuida. Su formación se basa en su amplia experiencia en la cata profesional de vinos.
Normalmente, no se realizan pruebas de selección o de calificación formales y las catas, si bien se llevan a cabo con todas las garantías, no observan los requisitos especificados por ENAC.
Tampoco se hace ningún seguimiento individualizado de los catadores, ni evaluaciones periódicas de aptitud, ni ningún tipo de formación continuada.
Este Consejo Regulador del Cava ha creído oportuno iniciar un programa para la formación continuada de un panel de cata estable que reúna todos los requisitos exigidos en la citada norma ISO 17025. Para ello ha encomendado a un experto en la materia, Ramón Viader para diseñar y dirigir el programa que se desarrollará a lo largo de 16 jornadas de trabajo cuyo inicio está previsto para el próximo día 13 de diciembre.
Los candidatos son un total de 43 enólogos expertos que ejercen su labor diaria en diversas bodegas del sector del Cava o bien en régimen freelance, asesorando bodegas.
Se realizarán unos test previos para valorar la aptitud apriorística de cada uno de los candidatos. Los que superen estas pruebas seguirán el programa de formación teórico-práctica y evaluación continua. Durante el proceso, los que no superen las etapas irán siendo eliminados.
Aquellos que superen con éxito todas las pruebas entrarán a formar parte del Panel estable de Cata del CR del Cava, cuya misión no será otra que analizar cada año los vinos base que las bodegas presentan para su calificación y los cavas de Gran Reserva y de Paraje Calificado.